Análisis de The Coca Cola Company (KO)

Análisis de The Coca-Cola Company (KO) Analizamos todo un clásico de la inversión por dividendos y una de las marcas más conocidas del mundo, no es otra que la empresa que fabrica la famosa Coca Cola. Presentación La Coca-Cola como tal fue inventada en mayo de 1886 en Atlanta, cuando el farmacéutico John Stith Pemberton ideó un jarabe para combatir los problemas de digestión, a base de extractos de hojas de coca y nuez de cola. Fue su contable Frank M. Robinson quien acuñó la marca registrada Coca-Cola. Pemberton sin embargo nunca fue consciente del potencial de la bebida y fue vendiendo progresivamente partes del negocio hasta su muerte, especialmente al empresario Asa G. Candler. Así, en 1891 se creó The Coca-Cola Company por Candler, su hermano y el contable Robinson. Su expansión por Europa comenzó en la década de los 20 del siglo pasado. En los 40 empezó a comprar otras marcas para seguir creciendo, como Fanta o Minute Maid o Sprite más adelante. En los años 60 lanzó el primer ref

Análisis de AT&T (T), división de opiniones

Análisis de AT&T (T)

Analizamos AT&T, otra empresa que genera grandes debates en la comunidad inversora, y cuya cotización lleva en zona lateral muchos años. Vamos a echar un vistazo a ver qué tal pinta la cosa.

Logo de AT&T


Presentación

Hablamos de una empresa mítica, que comenzó como una subsidiaria de Bell Telephone Company, fundada por el gran Alexander Graham Bell en 1880, ahí es nada. En 1885 se convirtió en American Telephone and Telegraph Company y después cambió su nombre a AT&T Corporation. Actualmente es la empresa de telecomunicaciones más grande del mundo.

En su configuración actual, se remonta a 2005, habiendo pasado antes por una serie de escisiones y posteriormente compras y fusiones. Actualmente, además de servicios de telecomunicaciones, cuenta con diversos intereses en el mundo del entretenimiento mediante su división WarnerMedia, como son estudios de cine y producción cinematográfica, televisión, cable, radio y servicios de streaming con HBO Max, e incluso publicidad.


Dividendos

Es todo un aristócrata con 36 años consecutivos incrementando dividendos, si bien como empresa grande que es no crece mucho, y tampoco sus dividendos (en los últimos 5 años un ritmo aproximado del 2% anual, similar a la inflación media). Sin embargo, actualmente está en torno a un 7.2% de rentabilidad por dividendo, incluso más dependiendo del momento en que la compremos. Se trata, por tanto, de una ‘vaca lechera’ para dar buena potencia a nuestra cartera de dividendos e ideal para combinar con otras empresas de menor RPD pero mayor crecimiento.

Su Free Cash Flow Payout Ratio, con datos del ejercicio 2019, se encuentra actualmente en torno al 52%, una cifra bastante segura para contrarrestar un poco la ‘parte mala’ que es su deuda y es lo que a muchos les hace dudar, de ahí su alta rentabilidad por dividendo y que su cotización no consiga remontar todos estos años. Como siempre, no hay empresa perfecta, y una alta RPD tiene que tener aparejada alguna incertidumbre. De hecho, Simply Safe Dividends le da un Dividend Safety de 65 (Safe), aunque en mi opinión personal, y a poco que haga las cosas un poco bien, irá mejorando en los próximos años.


Solidez financiera

Es cierto que la compra de DirectTV en 2015 no fue una operación acertada, y la compra de Time Warner todavía está por demostrar todo su potencial (que yo creo que llegará) Estas operaciones hicieron que su nivel de deuda aumentase considerablemente, sin unas perspectivas claras de crecimiento.

Sin embargo, la empresa cuenta con una excelente generación de cash flow, lo que le está permitiendo reducir su deuda a buen ritmo y de manera constante mientras sigue pagando sus dividendos de manera holgada. De hecho su credit, que según Standard & Poor’s es BBB (estable), así lo refleja.

El plan a 3 años que se puso en marcha el año pasado está dando sus frutos, no hay planes de realizar más compras que puedan resultar arriesgadas, por lo que a poco que la diversificación conseguida con WarnerMedia empiece a dar sus frutos, se espera que el BPA (beneficio por acción) crezca un 25% al final del citado plan en 2022.


Conclusiones

Su deuda es alta pero está controlada y bajando. Los dividendos no parecen peligrar, y su generación de cash flow e historial de 36 años da cierta garantía.

Alta RPD y un crecimiento del dividendo lento pero seguro (a no ser que le vaya muy bien la guerra del streaming mediante HBO Max) hacen que sea una empresa ideal para dar un empuje al rendimiento de la cartera de dividendos, caso con un peso razonable de alrededor de un 2–3% del total de la misma.

En mi caso supone un 1% de mi cartera. Sigo construyendo posición, poco a poco y sin prisas. Con los vaivenes de la cotización, prefiero incorporar pequeños paquetes, siempre a buenos precios, con lo que actualmente la llevo por debajo de 28$.

Sin más, me despido hasta la próxima ocasión ¡Suerte y paciencia en vuestras inversiones!

Como ya sabéis, las opiniones vertidas en este modesto foro no suponen recomendación de compra, sino simplemente unas reflexiones que puedan ayudar a tomar una decisión sobre si invertir o no en la empresa.

¿Cómo la ves? Deja tu comentario más abajo, puedes comentar si te ha gustado el artículo o si lo prefieres también puedes seguirme en Twitter aquí donde comento empresas y otros eventos con mayor periodicidad

Comentarios